Virginia Romo style illustration

 

Nos enamoramos de las ilustraciones de Virginia Romo
una tarde de invierno paseando por instagram.

Fue un auténtico flechazo instagramero,
así que corrimos a su muro y absortas enloquecimos
con cada una de sus ilustraciones.

Llovía  aquella tarde en Donosti,
pero las ilustraciones de Virginia Romo iluminaron nuestras pantallas.


El destino quiso que un día aquella maravillosa cuenta de instagram nos comentara una de nuestras historias.
Era un historia de Donosti y en ella Virginia alababa la belleza de San Sebastián
y nos decía
que echaba mucho de menos esta tierra.
Nos hizo mucha ilusión , así que decidimos conocerla
y compartir con todos vosotros su excelente trabajo.


Cuéntanos un poco quién es Virginia Romo.

Soy una ilustradora de moda que vive en Stuttgart, Alemania.
Y en esta frase se cumplen mis dos sueños de infancia:
ganarme la vida dibujando vestidos y vivir en el extranjero.

Desde hace un par de años la mayoría de mis encargos consisten en hacer bocetos de moda, en vivo,
de los invitados a fiestas y eventos.
Así he dibujado para Dior Parfums en la última fiesta de Vogue Germany, para L’Oréal en galas benéficas…
Os cuento esto porque la mayoría de la gente no conoce este mercado
y no se hace una idea cuando digo que ¨dibujo moda en eventos».


 

Recuerdas cuáles fueron tus primeros dibujos.

De mis comienzos dibujando recuerdo a mi padre enseñándome a dibujar una casa con su chimenea, pero con perspectiva.
Me parecía magia: un par de líneas más y ya era tridimensional.
Pero lo que más me gustaba y hacía sin parar era dibujar princesas, vestidos con mucho vuelo ja ja…
Recuerdo dibujarle a mi madre cada año los vestidos que quería que me hiciese para carnaval.
A dibujar «en serio» aprendí en la escuela de arquitectura de San Sebastián
y también en una escuela de moda en la Parte Vieja, donde hice un cursillo de verano en el que disfruté mucho.

¿Cómo se lleva hacer de tu pasión, tu profesión?

Es una gozada y muy recomendable.
Evidentemente hay partes del trabajo que no son mi pasión: todo el marketing, la comunicación, la organización, la contabilidad…
Pero cuando empiezo a dibujar estoy en mi mundo.
Por otra parte,lo que antes era mi hobby ahora tiene otra connotación.
Pero hay maneras de enfocarlo que me permiten dibujar en mi tiempo libre y disfrutarlo todavía.


Lo mejor es que eso con lo que mi cabeza se ocupa de forma natural sin parar
ahora además es práctico, es mi trabajo. Eso sí en ese sentido se trabaja 24 horas al día.
El monólogo en mi cabeza es bastante monotemático. Pero como el tema me gusta, no importa.

¿Cuál es el vestido que has dibujado que te llevarías a casa?

No lo sé. Recientemente he dibujado la colección de este verano de Hugo Boss
y la verdad es que me habría llevado un par de ellos.
Pero en general dibujar moda para mí es una manera de poseerla.
Creo que lo que en otras personas se traduce en querer comprar una prenda para mí es querer dibujarla.


Durante el cursillo en la escuela de moda me di cuenta de que el diseño no era algo para mí: una vez que la prenda estaba dibujada,
hacerla no me interesaba.
Lo que quería era dibujar otra.
Con la arquitectura me pasaba lo mismo. Lo bonito era hacer bocetos.

 

¿Qué echas de menos del Basque Country?

El mar. Porque lo echo de menos todo el tiempo.
A veces algunas comidas.
Una merluza en salsa verde. El olor a helecho en el monte.
Los montes desde los que hay vistas al mar.


Y mi familia, claro, pero nos vemos y oímos mucho.
Es un lujo que podemos tener un contacto tan estrecho a pesar de la distancia.

¿Qué es lo mejor de vivir en Alemania?

Lo que más me gusta es que es el extranjero. Podía haber sido otro país.
Pero la verdad es que Alemania ya me gustaba mucho desde antes de venir aquí a estudiar hace 23 años.
En todos los sitios hay de todo, pero el carácter de la cultura alemana en general encaja con el mío.
Me gusta el idioma, me gusta como está estructurado el país, he encontrado gente majísima, la multiculturalidad, oír muchos idiomas,
la vida del autónomo es mucho más fácil que en España (me parece).
Y en concreto Stuttgart, donde vivo, está situada en el centro de Europa, con conexiones fenomenales a cualquier sitio.

Ilustradores vascos que admires…

Pues sólo conozco a Sara Morante y me encanta su trabajo, la forma y el fondo.
Lo siento pero no sigo mucho la escena de ilustradores vascos.
Llevo tantos años aquí. Vine mucho antes de interesarme profesionalmente por la ilustración.
Y ahora que lo que te llega es global, es menos relevante de dónde es quien te interesa.

Tres cuentas de instagram inspiradoras…

@Annstreetstudio sin duda la primera que miro.
No es «mi estilo» pero me fascina lo que enseña, cómo lo enseña y el hecho de que ha creado un universo a su medida.

@travelwritedraw porque me ha abierto los horizontes de lo que es posible en mi profesión

@jasonbrooksart porque me encanta cómo dibuja, cómo lo presenta y cómo comunica con sus seguidores. Un encanto.

(Bonus: gracias a un curso que he hecho online con @minabarrio he descubierto hace un mes no sólo su cuenta preciosa
y a ella como fotógrafa y persona majísima sino toda su comunidad con otras cuentas interesantísimas para los autónomos: @noe_gil, @charuca...)

Bueno: y las Sisters, claro.
@sistersandthecity     @sansebastiansisterstyle
Para mi dosis diaria de nostalgia.
Hacednos caso y seguidla:
VIRGINIA ROMO
Un placer conocerte Virginia.

 

Y ya sabes si no quieres perderte nada de nada
de lo que publiquemos,
suscríbete a nuestra newsletter.

 

Cada viernes a las 12:00 recibirás un email
con todos nuestros artículos semanales

..sis and the city

Restaurantes, planes para el fin de semana, mini guías para escapadas, suscríbete a nuestra newsletter y recibe todos nuestros artículos para ser feliz en San Sebastián y no perderte ningún rinconcito del Basque Country.

Ver(4 comentarios)

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Restaurantes, planes para el fin de semana, mini guías para escapadas, suscríbete a nuestra newsletter y recibe todos nuestros artículos para ser feliz en San Sebastián y no perderte ningún rinconcito del Basque Country.