Casemance: Derecho a la memoria. Cecilia Álvarez-Hevia

«Dar por hecho» es uno de los grandes errores que cometemos todas las personas que vivimos en el mal llamado primer mundo. El dar por hecho, nos coloca una venda sobre los ojos que convierte nuestros privilegios en normalidad.

Esta venda desapareció nada más pisar el aeropuerto de Ziguinchor.

Desde mis primeros años de vida las fotografías han ayudado a construir mi memoria, mi pasado, mi historia, la persona que soy y el entorno en el que he crecido, las imágenes dan forma a mis recuerdos.

En mi primer paseo por la aldea de Diakene Ouloff, me di cuenta que esto también era un privilegio, muchos de ellos nunca habían sido fotografiados ni individualmente ni como sociedad.

En mis manos no está el poder mejorar su calidad de vida, su acceso al agua, alimentación, educación y otros muchos privilegios que son parte de nuestra normalidad, pero, sí está el poder ayudar a crear ese imaginario colectivo, esa identidad visual que les hiciera permanecer para siempre, dar a conocer sus culturas, sus tradiciones, su historia familiar gracias a las fotografías.

Y fue aquí donde se empezó a gestar este «derecho a la memoria».

Descubrí el proyecto del Centro Cultural y Turístico de Casamance en noviembre, y en enero, ya tenía mis billetes para viajar a Senegal.

Poco antes de que el mundo se rompiera en mil pedazos, pasé diez días maravillosos conviviendo con Mariana, Diop, Luka y Malick, en su pueblo, en su casa, con su familia, aprendiendo de sus tradiciones y siendo parte de su cultura. Un lugar donde el tiempo se detiene, las personas te sonríen aun siendo incapaz de mediar palabra con ellas y donde, desde el primer momento, me sentí parte de esta comunidad.

Casamance es un lugar en el que sentirse libre, disfrutar de no hacer nada y donde ser cada vez más consciente de que la verdadera felicidad no está en poseer, sino en ser, en vivir y en sentir. Estas son algunas de las cosas maravillosas que me dejó mi experiencia en Senegal, y que, de alguna manera, quiero devolverles con este proyecto, con esta exposición y con el libro fotográfico CASAMANCE: Derecho a la memoria. Busco acercarles este privilegio a través de las fotografías que tomé durante mi estancia en este lugar.

Mi intención era alejarme lo más posible de la perspectiva documental y retratarlos de un modo mucho más cercano, casi familiar, logrando que esta muestra nos acerque más a la intimidad, a los detalles cotidianos y la espontaneidad de los sujetos.

Las fotografías realizadas para CASAMANCE: Derecho a la memoria, se recopilarán en un libro fotográfico autoeditado que se venderá en diferentes puntos de la ciudad y a través de la web de CASAMANCE, con el que por cada unidad vendida haremos llegar otro al pueblo de Diakene Ouloff para que ayude a construir la historia e identidad de este pueblo gracias a las imágenes.

Quisiera que esto fuera el inicio de un proyecto que tuviera continuidad en el tiempo, con el que cada cierto tiempo volver a diferentes lugares de África y ayudar a construir su derecho a la memoria.

Kutxa Kultur Moda apoya la cultura tradicional inclusiva con DravetTzari

Exposición de trajes tradicionales vascos. Una colaboración entre Gero Axular Kultur Taldea y la asociación ApoyoDravet.

DravetTZARI, representa a una dantzari de 15 años con síndrome de Dravet. Su historia nos ayudará a generar concienciación sobre este síndrome y a promocionar la cultura inclusiva.

También, sirve para remarcar las posibilidades de la cultura vasca como elemento de transformación social cuando se aúnan las aportaciones de agentes de diversa procedencia e intereses.

#dotorejantzi es la iniciativa que engloba este nuevo proyecto. El objetivo final, poner en valor el traje de baserritarra. Para ello, se lanza una invitación a vestirse el día de Santo Tomás, como modo de reforzar la tradición, divulgar la cultura del traje tradicional y apoyar el diseño del traje.

«Harrotasunez, ez harrokeriaz» («Con orgullo, pero sin arrogancia»); el sentimiento ante el uso del traje cobra mucha importancia en este proyecto. El vestirse de baserritarra no es disfrazarse, sino recuperar nuestra historia. Revivir costumbres y recordar los cimientos de nuestra cultura, la cultura vasca, la que queremos seguir transmitiendo con orgullo.

MAITALDIA 2020 - LE TEMPS D'AIMER LA DANSE

MAITALDIA 2020 – LE TEMPS D’AIMER LA DANSE

Entre el 11 y el 20 de septiembre de 2020, la danza volverá a todos los rincones de Biarritz en el festival Le Temps d’Aimer la Danse.

Durante diez días, la localidad costera ofrecerá decenas de espectáculos, ensayos públicos, exposiciones, charlas, proyecciones de películas…

Habrá espectáculos de pago y otros de carácter gratuito.

Puedes ver todo el programa aquí.

HELLO, ROBOT. EL DISEÑO ENTRE EL HUMANO Y LA MÁQUINA

Ya sea en forma de drone, sensor o industria 4.0, en los últimos años la robótica ha tomado su lugar en nuestro día a día y ha generado grandes cambios. En este proceso el diseño tiene mucho que decir, porque son los diseñadores quienes crean las interfaces entre el humano y la máquina.

Hello, Robot. El diseño entre el humano y la máquina es una exposición de Vitra Design MuseumMak Vienna y Design Museum Gent, y por primera vez aborda en profundidad el boom actual de la robótica.

Expone más de 200 objetos del ámbito del arte y el diseño; entre ellos, robots utilizados en los hogares, en los cuidados y en la industria, como por ejemplo, juegos de ordenador, instalaciones de comunicación, y ejemplos de libros y películas en los que aparecen robots. Muestra las diversas formas que adoptan la robótica, y al mismo tiempo pone sobre la mesa las preocupaciones sociales, políticas y éticas que surgen vinculadas a ella.

IKER AYESTARAN. EXPOSICIONES

Cada tres meses, el Rincón de la Ilustración acoge los trabajos de un ilustrador o de una ilustradora. Esta vez es el turno de Iker Ayestaran.

Ayestaran ha trabajado desde un principio para distintos medios y clientes, pero sobre todo se ha dedicado a ilustrar artículos de prensa. Sus trabajos se pueden ver en La VanguardiaEl Correo y Público, pero también en prensa internacional como The New York TimesFortune o Variety.

Sus imágenes recuerdan a la estética de la década de los 60, por el color y la tipografía utilizada. Cuando el texto llega a sus manos, lo lee y subraya aquellas palabras o frases que le puedan ayudar a llevar a cabo la ilustración. Realiza bocetos rápidos cogiendo como base un concepto. Representa diferentes posibilidades y cuando elige la que le gusta, realiza un boceto más definido y la lleva al ordenador, de donde sale la ilustración definitiva.

En el rincón se mostrarán esculturas, imágenes, bocetos y libros del ilustrador.

Horario de la exposición:

De martes a viernes: 16:00-20:30

Sábados: 10:00-14:00, 16:30-20:00

Domingos: 10:00-14:00

Lunes y festivos: cerrado

Horario de Verano (24 de junio – 8 de septiembre):

De martes a viernes: 10:00-14:00

Sábados: 10:00-14:00, 16:30-20:00

Domingos: 10:00-14:00

Lunes y festivos: cerrado

INAUGURACIÓN DE LAS EXPOSICIONES DE URIEL ORLOW Y JUMANA MANNA

En Tabakalera se adelanta el verano. El 7 junio inaugura las dos nuevas exposiciones que acogerá a lo largo de la temporada estival en la sala de exposiciones, dedicadas a dos artistas que presentan su obra de manera individual por primera vez en el Estado español: Uriel Orlow y Jumana Manna.

Orlow y Manna son dos artistas que se conocen y que dialogan desde la proximidad temática. En el trabajo de ambos encontramos obras que hablan sobre la botánica y la taxonomía como metáfora de las relaciones de poder y del archivo como elemento constructor de historia y conocimiento. En algunos casos se cuestionan las lógicas detrás de ciertas formas de producción de conocimiento: quién selecciona y clasifica lo que se preserva, con qué criterios y para qué fines.

Las dos muestras se podrán visitar hasta el próximo 6 de octubre de 2019.

Más información sobre las dos exposiciones AQUÍ

Un oso llamado Paddington

Una expo donde el oso Paddington es la estrella.
Podréis disfrutar de su mundo e ilustraciones.

Michael Bond su creador
se basó en un oso de peluche que vio en una tienda
de Londres cerca de la estación de Paddington
la víspera de Navidad de 1956.
Decidió comprar el oso como regalo para su esposa.
Diez días después ya había escrito su primer libro.